BLA - Banco Latinonoamericano de Desarrollo

BLA - Banco Latinonoamericano de DesarrolloCon una visión anticipada sobre la necesidad de producir herramientas financieras para proyectos de inversión y desarrollo, el Arq. Eduardo Saiegh, crea en 1976 el Banco Latinoamericano de Inversión (BLA), poniendo en funcionamiento un instrumento financiero -con capitales nacionales y comprometido con el desarrollo del país-, que prueba ser un verdadero éxito. La iniciativa, se convertiría pronto en un modelo a seguir para otros instituciones de similares características; pero el contexto histórico -de saqueos, desapariciones y muerte- que se vive en la Argentina, impide que el principal objetivo se logre por completo, de aportar al progreso socio-económico del país y su gente.  

La historia del BLA, constituye una parte trascendente del pasado reciente de terror y muerte en Argentina, y resulta clave para comprender la apropiación ilegitima de bienes utilizando el Terrorismo de Estado. 

Al momento de su fundación, pocos podían imaginar que un grupo de civiles preparaba un plan económico que iba a ser impuesto a sangre y fuego por los militares como su brazo armado, que iba a representar un asalto al país, a sus riquezas y una apropiación de la renta nacional a gran escala que le costaría la vida a miles de ciudadanos mediante la metodología de los secuestros y las desapariciones. 

Otros conceptos inspiradores en la instalación del BLA fue el pluralismo en las ideas políticas de quienes conformaron su Directorio, y la dotación de recursos humanos altamente capacitados en todas sus áreas. 

Entre otras innovaciones del BLA, cabe destacar que es el primero en utilizar la banca personalizada -tal como se la conoce hoy-, con un oficial que atiende la cuenta personal del cliente según sus disposiciones. 

Esta modalidad de constitución bancaria, por su modalidad,  concepto operatorio y por las personas seleccionadas, fueron algunas de las causas que impulsaron a los genocidas de la dictadura a liquidarlo. 

Por estos motivos, luego de apoderarse del BLA, y de apropiarse su capital,  intentan destruirlo y hacerlo desaparecer. Sin embargo, aún hoy permanece vivo como persona jurídica. 

Si se observan las políticas económicas de Brasil, se puede verificar que un instrumento financiero y de desarrollo con el modelo del BLA, hoy tiene más vigencia que nunca, y resulta una necesidad en nuestro país. Sin embargo, para que ese modelo funcione,  se necesita una Democracia Económica y una Verdadera Justicia, capaz de reivindicar que todos somos iguales ante la ley. 

En el aviso de su lanzamiento se lee: “Porque creemos en el país y la iniciativa de sus hombres, fundamos el Banco Latinoamericano de Inversión”. En aquel texto, se sintetiza el objetivo que llevaría a su creación, cuyo impulso, también le da vida a la Fundación para la Integración Latinoamericana.  Junto a un equipo de especialistas y profesionales de primer nivel, la FIL edita sus boletines económicos quincenalmente, y se convierten en novedad en el sistema financiero y empresarial, en donde, a pesar del riesgo, se cuestionaba la política económica de José Alfredo Martínez de Hoz. 

Respecto a Austral Líneas Aéreas, debuta como cliente del BLA con un crédito menor

aplicado a la financiación de los viajes de Sol Jet. Sin embargo, poco a poco fueron aumentando las operaciones, al igual que las garantías, que los accionistas de la compañía enviaron a Martínez de Hoz solicitando la estatización de la empresa y la asunción del Estado de sus deudas. 

Por aquellos prestamos a William Reynal, presidente de Austral Líneas Aéreas y primo hermano de Alejandro Reynal, vicepresidente ejecutivo del BCRA -luego revelado como el tesorero de la dictadura- Saiegh es secuestrado y despojado de su Banco, con el objetivo de apropiarse de las acciones de la compañía aérea, para poder concretar su estatización. 

Como Austral no podía pagar su deuda, los Reynal, junto al ministro de Economía Martínez de Hoz, diseñan la maniobra para transferirle la empresa al Estado y al mismo tiempo, lograr la liquidación del BLA. Quedarían, de ese modo, confundidas en las cuentas del Estado la deuda de Austral con el BLA y con el Banco de Desarrollo, que era estatal. 

La deuda de los U$S 7.000.000 con el Banco Latinoamericano nunca fue saldada, siendo este principio de una larga batalla por la justicia por mas 30 años, que aun no termino,  y que lleva a la FIL a nuevos objetivos, que incorporan a sus estudios, proyectos y desarrollos concretos -de carácter económico y financiero- el compromiso y la lucha por los Derechos Humanos, promoviendo desde esa plataforma, el juicio y el castigo a los civiles jefes de la dictadura. 

Ayudando a consolidar los principios de Verdad y Justicia como pilares en una sociedad democrática,  se conserva la filosofía de trabajo y el espíritu del BLA,  reflejados en aquel anuncio: “Porque creemos en el país y la iniciativa de sus hombres, fundamos el Banco Latinoamericano de Inversión”. La idea de fundar un banco de inversión, diferente a la banca comercial, con la intención de promover y financiar proyectos de desarrollo productivo, puesta al servicio del país y nuestra gente.






Videos en Youtube

Eduardo Saiegh
“No se puede adulterar la historia porque sino nunca habra verdad y justicia acerca de los civiles jefes de la dictadura”


Gonzalez Arzac.

“El Caso Saiegh demuestra la voracidad economica de personajes encumbrados que no dudaron en acudir a la violencia”


Horacio Gonzalez.

“Estudiar el Caso Saiegh nos ayuda a pensar perspectivas sobre la historia nacional argentina”

Facebook