Nuestros Objetivos

Con sede en Argentina, la Fundación para la Integración Latinoamericana -FIL- fue creada por el Arq. Eduardo E. Saiegh en 1977, con el propósito de contribuir al desarrollo de un modelo de integración humana en el desarrollo de lo socio-económico, tanto en el ámbito nacional como continental. A través de sus publicaciones, seminarios e investigaciones, y a pesar de la difícil situación que atravesó la Argentina durante la sangrienta dictadura - la FIL avanzó en esa dirección, pero la acción del Terrorismo de Estado, le impidió continuar, finalizando forzadamente aquella primera etapa a finales de 1980. Acerca del secuestro, torturas del presidente de esta fundacion Arq. Eduardo Saiegh visite el portal www.elcasosaiegh.com.ar

Recuperada la Democracia, la FIL retomo sus actividades introduciendo el criterio de incubadora de proyectos de desarrollo socio-económico -tendientes siempre al mejoramiento de la calidad de vida y el bienestar humano-, los trabajos que pone en marcha en su nueva etapa , tienen como finalidad promover en nuestro país una mayor eficiencia y equidad en la producción y distribución de los bienes, consolidando los ejes constitutivos de una sociedad democrática, económicamente equitativa y socialmente justa.

En tal sentido desarrolló y organizó desde 1990 a 1997, entre otros, el proyecto "Hacia una Economía Democrática" como uno de los ejes estructurantes de su actividad, mediante seminarios, investigaciones, publicaciones y propuestas de implementación, conjuntamente con el proyecto del “Indice de Bienestar Humano” – IBH.

En su labor inmediata a partir de 2012, la Fundación decidió enfocar su campo de acción mas acá de Latinoamérica –a la que no va a abandonar nunca- focalizando su objetivo principal en la integración Argentina. En tal sentido, ponemos en marcha el Programa de Integración Nacional (PIN), por considerarlo una prioridad y una necesidad del presente en relación con el futuro de nuestro país, manteniendo nuestra concepción de un criterio pluralista y abierto a toda la comunidad

El replanteo de la organización de la sociedad presupone la revitalización de las instituciones que conforman nuestro orden jurídico y la definición clara de sus tres dimensiones, la dimensión de “el poder”, sus limitaciones y facultades indelegables; la “participación” que los individuos de la sociedad alcanzarán en cada uno de ellos, y la orientación hacia “la producción” eficiente de bienes tangibles e intangibles que le den sentido concreto a la delegación de poder que la sociedad realiza y constituya un mecanismo de control, con premios y castigos asociados a resultados esperados preestablecidos.

En tal sentido estamos trabajando sobre aquellas escalas de valores que por su carácter de indiscutibles de cara al siglo XXI,  son asumidas y unifican a las diferentes corrientes del pensamiento nacional democrático , empezando por los Derechos Humanos; buscando los términos de coincidencia en todo aquello que concierne al bienestar humano, tal como la Constitución Nacional lo indica, valorando la identidad en la diversidad y la diversidad en la identidad.

Identidad y diversidad no son excluyentes ni opuestos, sino que por el contrario se complementan e integran. No hay Democracia sin Derechos Humanos y no hay Derechos Humanos sin Democracia. Democracia y Derechos Humanos son indisolubles.

Estos son nuestros objetivos, en ellos estamos trabajando y te invitamos a integrarte y participar 

 

Presidente: Arqt. Eduardo E. Saiegh






Videos en Youtube

Eduardo Saiegh
“No se puede adulterar la historia porque sino nunca habra verdad y justicia acerca de los civiles jefes de la dictadura”


Gonzalez Arzac.

“El Caso Saiegh demuestra la voracidad economica de personajes encumbrados que no dudaron en acudir a la violencia”


Horacio Gonzalez.

“Estudiar el Caso Saiegh nos ayuda a pensar perspectivas sobre la historia nacional argentina”

Facebook