Juicio A Los Jefes Civiles De La Dictadura Y La Verdad Historica

El 20 de diciembre de 2012 se llevó a cabo, en la Biblioteca Nacional, la mesa redonda y debate “El Juicio a los reales Jefes Civiles de la Dictadura y la Verdad Histórica”, con la disertación del director de la Biblioteca Nacional, Horacio González; el historiador Alberto González Arzac y Eduardo Saiegh, presidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana (FIL).

Presentamos aquí la desgrabación y los videos en nuestro canal de youtube de las tres ponencias , como un aporte más al debate nacional que ya comenzó a darse en el pais, sobre el verdadero rol y la responsabilidad legal de los reales Jefes civiles de la dictadura , que la condujeron y manejaron a los militares en aquella época, para lucrar economicamente ellos con el vaciamiento,las torturas y desapariciones:

HORACIO GONZALEZ: “ESTUDIAR EL CASO SAIEGH NOS AYUDA A PENSAR PERSPECTIVAS SOBRE LA HISTORIA NACIONAL"


GONZALEZ ARZAC: “EL CASO SAIEGH DEMUESTRA LA VORACIDAD ECONOMICA DE PERSONAJES ENCUMBRADOS QUE NO DUDARON EN ACUDIR A LA VIOLENCIA”

EDUARDO SAIEGH: “NO SE PUEDE ADULTERAR LA HISTORIA PORQUE SINO NUNCA HABRA VERDAD Y JUSTICIA ACERCA DE LOS CIVILES JEFES DE LA DICTADURA”


La actividad se desarrolló en el contexto del Programa Derechos Humanos de la Biblioteca Nacional, organizadora del evento junto a la Fundación para la Integración Latinoamericana -FIL- con motivo de la presentacion y lanzamiento oficial del portal www.elcasosaiegh.com.ar.

Este documento digital incorporado a la Mediateca de la B.N., constituye un caso testigo paradigmatico que contiene toda la información actualizada sobre las acciones judiciales iniciadas por E. Saiegh y la Secrertqaria de DDHH como coquerellante en las causas penales contra José Alfredo Martínez de Hoz y el ex vicepresidente del Banco Central, Alejandro Reynal por delitos de lesa humanidad y Terrorismo de Estado.

 

HORACIO GONZALEZ - ESTUDIAR EL CASO SAIEGH NOS AYUDA A PENSAR PERSPECTIVAS SOBRE LA HISTORIA NACIONAL

La importancia del tema es evidente porque acompaña una lógica evidente de la historia argentina, que es el acompañamiento sin límites de los golpes de Estado.

Esto ocurre desde el primer golpe de Estado, desde 1930 en adelante, pero nunca como en el golpe de 1976, la presencia de civiles -personas vinculadas a las formas económicas estrictamente ligadas a los estilos de acumulación económica de la dictadura militar del ´76. La expresión del terror del terror de Estado surge precisamente en esta época y no fue fácil configurar.El gobierno golpista había trazado un plan integral de pasar a la clandestinidad en el que planificó situaciones represivas en la Argentina que cumplía con las tareas de Estado.

Habían creado un Estado vinculado a las tareas clandestinas y otro Estado.

El verdadero problema político de la dictadura, a diferencia de otros golpes, todas estas equivocaciones de la genealogía de los golpes de Estado argentinos, fueron todos incorporados en los procedimientos por los jefes militares del Golpe.

El Golpe desarrolló el concepto de que podían secuestrarse personas, extirparles su nombre, su identidad y, en un proceso de tortura, en la mayoría de los casos deshacerse de ellas en procedimientos que hoy son bien conocidos.

Usaron la violencia de Estado para el desaparecimiento de cuerpos. Calificar esos delitos no fue fácil, por eso surgieron muchas discusiones.

El concepto de delito de lesa humanidad existe desde siempre en el derecho. Sin embargo, comienza a ser pensado de otro modo luego de la dictadura militar porque resulta insuficiente para interpretar todas las acciones. Llamarlo terrorismo de Estado se acerca mucho más a lo que ocurrió durante esos años porque introdujo en la sociedad el concepto de terror, teniendo una cúpula visible que integraba las dos áreas: la legal y la ilegal.

De modo que podríamos decir que el terrorismo de Estado fue una apuesta como la que nunca había habido en la Argentina y como la que muy pocas veces hubo en otros países del mundo, aún en la creación de un tipo de terror expropiatorio en las fuerzas de la sociedad, de la creación de lo que podríamos llamar el gobierno del miedo basadas en las estructuras profundas del miedo como forma última de control social y en la desaparición de personas como novedad, hecha en términos masivos como novedad de los procedimientos de Estado.

Desapariciones de personas han habido muchas en todos los períodos históricos.

En relación al procedimiento de las ‘Tres A’, el golpe de Estado lo que hace es invisibilizar los cuerpos.

Las ‘Tres A’, por el contrario, operan con el exceso, descampados, multiplicidad de evidencias. El tipo de terror es un tipo de terror que puede aterrorizar menos que el terror silencioso e invisible, el terror que sólo se percibe por sus efectos.

Se percibe, no por sus evidencias inmediatas sino por la forma en que regula todo el flujo social de la palabra, los comentarios, las metáforas, etc.

El gran mito de la aparición de camiones frigoríficos con cuerpos ensangrentados -es decir, la metáfora argentina por excelencia con cuerpos colgados de ganchos- es el mito al que acude una sociedad para preguntarse qué es lo que está pasando que no hay palabras para decirlo.

Entonces, en ese sentido falta algo para decir, que es el tipo de política económica que llevó a este tipo de terror de Estado.

Muchas veces, respecto a los militares, muchas personas vinculadas a los derechos humanos se preguntan si todo este montaje de terror fue, finalmente, sacarle el nombre a las personas, sacarle el nombre a los procesos políticos y a las conversaciones. Se preguntan si es expropiatorio del sentido total.

La pregunta es si no se habrán hecho esto para desarrollar un plan económico de características privatizadoras, ungiendo en la Argentina una nueva clase militar junto a una nueva clase empresarial con un complejo militar industrial como muchas veces dijeron los teóricos de la izquierda norteamericana, que dijeron que la Argentina estaría basada en un tipo de economía cuya materia prima no era necesariamente el pensamiento económico sino un pensamiento militar estratégico, cuya plusvalía última era la desaparición de los cuerpos.

Por eso, muchas personas piensan que el tipo de acción militar de esa época correspondía al patrón de toda la estructura económica argentina imperfecta, con políticas económicas discutibles, pero que -sin embargo, antes del Golpe- reposaba en la custodia de ciertos valores económicos comunes a lo que el Estado puede promover.

Este problema no es que esté mal planteado, pero no puede tener una solución que permita decir que la dimensión que adquirió el terror de Estado estaba en función del plan económico, porque sería muy fácil pensar lo contrario: para el plan económico de matriz ultra liberal, como la mentalidad de Martínez de Hoz estaba promoviendo, podría no haber precisado ejercer el dominio social que se ejerció con el terror de Estado.

Había algo más en ese tipo de terrorismo, el proyecto económico de ese tipo de terrorismo no podía ser sólo una visión un tanto ingenua como tienen muchos militantes de que se mató tanto para hacer este plan económico, porque perfectamente se podía haber hecho sin matar tanto o sin emplear los recursos más ilegales de los que se tenga memoria en la historia del Estado argentino, que siempre tuvo acciones ilegales que no ocupaban el centro de la escena.

Siempre hubo la SIDE, parapoliciales, y el ejército también, pero este era un plan sistemático.

Entonces hay algo más en la idea económica que parte de la expropiación de los cuerpos. Hay una idea expropiatoria aún más profunda, y el terror tiene un correlato económico también de acumulación primitiva que también es expropiar a un conjunto de individuos con cierto tipo de posesiones que pueden no ser necesariamente empresariales.

Es sabido que el sistema de despojo que contiene el terror, cuando se despoja a la persona en su condición de persona, precisamente la propiedad es una nota característica de la definición de la persona.

A los secuestrados se les podía sacar los juguetes con los que jugaban sus niños, la cocina, el televisor… de ese tipo de saqueos, tal cual protestó Lanusse, llegó a decir: - Este no es mi Ejército. Pero esto lo expresa en su testimonio porque también fueron secuestrados, con el mismo sistema, amigos de él, desaparecieron de la misma manera.

No reconozco en este Ejército que roba las cucharitas de té, al Ejército nacional.

Llegó a decir eso, porque Lanusse tenía una filiación que podríamos discutir todo lo que querramos, pero es una parte muy reducida de los viejos militares que no aceptaron esa deriva que tenía el Ejército de ese momento.

Y esa deriva es considerable en términos integrales, no en un plan liberal que se imponía con muchas muertes porque eran necesarias.

En ese sentido, el despojamiento económico ocurría respecto a las posesiones de cualquiera que fuera una persona secuestrada, y también se secuestraba empresarios con posesiones que eran sometidos a los mismos procedimientos.

Todo esto ocurre en la categoría de la ilegalidad. Aquí se inventa un capitalismo de la ilegalidad que ocurre en muy pocos lugares del mundo como se pensó de una manera que muy fácilmente diríamos que es siniestra.

Es un terrorismo de Estado de una sociedad que le cuesta restaurar el tipo de imaginación política que nos pueda hacer pensar cabalmente lo que pasó.

Se mató tanto para reformular las bases mínimas de un sistema de dominio de país que construyera una clase empresarial a la altura de ese dominio terrorista basado en el saqueo, la expropiación, etc. todas expresiones que podrían haber guardado un lugar en las grandes revoluciones del siglo XIX o el siglo XX, que expresaron este tipo de terminología.

Pero ahora eran palabras flotantes en el idioma político que se usaban para vulnerar personas, mutilarlas y partir del terror bajo el cual se construían empresas que a la manera de esa acumulación primitiva, esta vez se hacía triturando cuerpos que al mismo tiempo permitía fundar otras empresas.

Así es que se fueron convirtiendo un conjunto de empresas basadas en este saqueo productivo. Una de ellas puede ser Papel Prensa, menudo problema de la sociedad argentina porque no creo que sea ni fácil hablar de estos temas ni fácil desenrollar la madeja última que presiden estos acontecimientos de la sociedad argentina pues son decisiones que ha tomado el Estado.

Como presidente, Néstor Kirchner produjo un gran hecho al pedir perdón en nombre del Estado, pero tampoco es suficiente porque la palabra que empleó, que es una gran palabra en la historia del pensamiento político, introduce otra especie de problema porque el Estado anterior, que es anulado por el Estado presente y el Estado presente pidiendo perdón en nombre del Estado anterior indica que había cierta continuidad porque el Estado no puede no tener continuidad.

Entonces, la expresión de Kirchner es muy valiente y poderosa en cuanto cortar la época, pero al mismo tiempo presupone que tiene que hablar en nombre de un Estado anterior, y este Estado sobrelleva esa culpa también. Por lo tanto tiene que ser un Estado que se exija muchas más acciones de tipo reparatorio en relación al modo en el que el terror ocupó de un modo total toda la escena del país.

Se dirá que era diferente la ESMA que Campo de Mayo. Claro que era diferente, pero también tenía el mismo precepto del saqueo y de la desaparición de personas con matrices que algunas personas sobrevivían bajo la forma de convertirse en otros, que originó nuevos estilos de resistencia que muchos pudieron aplicar y otro no.

Originó nuevas formas de la ética política que si no se las estudia bien va a ser muy difícil seguir haciendo política como si esto no hubiera ocurrido.

De modo que los casos de empresas retenidas o generadas nuevamente por el Estado en nombre de este terrorismo no es que correspondían necesariamente a una visión económica diferente, como si fuera efectivamente apta para ponerle los nombres habituales de la teoría económica. Podía ser liberal, pero había un liberal de la conversión de las personas en víctimas sacrificiales.

Es el lado sacrificial que tuvo la política, es difícil decirlo, es difícil escribirlo, es difícil estudiarlo. Mucho hizo Eduardo Luis Duhalde con su libro ‘El Estado Terrorista en Argentina’ en donde explica que la masacre de Trelew dice que es el germen de lo que luego se iba a desarrollar como el Estado terrorista, y si no me equivoco fue él el primero en usar este concepto que sigue estando presente en el debate argentino.

Una de las víctimas de este procedimiento fue Eduardo Saiegh. Y Eduardo Saiegh fue sometido a esta maquinaria de captura de personas y expropiación de sus bienes. Por lo tanto el tema de los compañeros civiles del terrorismo militar es de gran complejidad porque es de algún modo la manera en que se volcaba la expropiación de empresarios con el mismo signo con el cual se expropiaba un televisor en la casa de un militante.

De modo que por ese carácter expropiatorio, tenemos el deber de seguir pensando en una sociedad argentina como algo que sigue teniendo responsabilidad y débitos con respecto a la población argentina, reparaciones necesarias respecto a quienes fueron introducidos en esta maquinaria de terror.

El caso de Eduardo Saiegh es uno de estos casos testigo que permite seguir pensando este tema crucial no suficientemente tratado por la sociedad argentina, esta relación sacrificial porque no se hacía sólo tomando empresitas, se hacía para generar desmesura sacrificial, oscura y sórdida en el conjunto de la sociedad argentina.

Eduardo Saiegh es una de las grandes víctimas de este modelo, de este gran movimiento que han hecho estos personajes, y por lo tanto su campaña centrada en su caso es una campaña sumamente ilustrativa de un conjunto de casos sumamente sabidos de la historia argentina.

Ya se ha dicho, lo dijo la Presidenta en un discurso: los militares no dan golpes solos.

Eso ya lo sabemos, pero aquí hay que saber algo más. Y ese algo más es quién puede subirse a los militares porque el hecho de dar los golpes solos no los exime de las decisiones que tomaron en las tinieblas. y tampoco los exime de pensar que un golpe de Estado, una decisión tremenda, no la dan cuatro personas en desvarío, sino que son sectores sociales.

Son lo que a veces llamamos clase dominante -por darle un nombre rápido- pero que si conseguimos estudiar mejor los nombres, que entiendo que es lo que está haciendo Eduardo Saiegh, podemos pensar mejor perspectivas de reflexión económica, política y ética sobre los aspectos más tremendos de la historia nacional.

Y por eso estamos todos acá. Muchas gracias.

GONZALEZ ARZAC - EL CASO SAIEGH DEMUESTRA LA VORACIDAD ECONOMICA DE PERSONAJES ENCUMBRADOS QUE NO DUDARON EN ACUDIR A LA VIOLENCIA

Con la lentitud y a veces con la indolencia propia de los órganos judiciales, en estos últimos años se han ido conociendo probanzas sobre la apropiación ilegal de empresas -como lo dijo recién el director de la Biblioteca- por parte de conocidos grupos civiles que no sólo acompañaron al gobierno militar en la última dictadura, entre 1976 y 1983, sino que también fueron parte integrante del gobierno de facto y beneficiarios de los delitos económicos cometidos a su amparo.

El célebre informe ‘Nunca Más’, realizado por la CONADEP, no investigó, no pudo o no quiso investigar estos hechos, porque los grupos económicos que se aprovecharon de ellos tenían una fuerza indestructible en esos momentos.

Pero una frase perdida en el contexto de aquel informe dijo así: “Las violaciones de derechos cometidas por los encargados de la represión no se agotaron en los ataques a la libertad e integridad física de las personas, otros bienes jurídicos como la propiedad y la fe pública se vulneraron, también, simultáneamente y casi como sistema para facilitar el traspaso de bienes fraguando o simulando transacciones inexistentes”.

Con esta frasecita, dentro de un libro entero, se define lo que ocurrió con este tipo de cuestiones a las que nos estamos abocando ahora.

Felizmente, con los años va siendo posible, también en algunos casos, desentrañar los hechos reales que llevaron a eso que comentó en su momento la CONADEP.

En el año 2010 tuve oportunidad de participar en la investigación titulada ‘Papel Prensa, la verdad’, donde acumulamos 26.000 folios probatorios de la forma en la que los diarios Clarín y La Nación llegaron a apropiarse de la empresa Papel Prensa S.A., y aún detentan esa apropiación.

Fueron socios civiles en actos de delincuencia del proceso militar.

La derivación de esa investigación a la justicia penal ha servido para sustanciar un proceso por delitos de lesa humanidad cometidos contra el accionista principal y otros como Papel Prensa S.A., David Graiver, contra el doctor Jorge Rubinstein, fallecido sobre la mesa de tortura el 4 de abril de 1977, y un conjunto de parientes y colaboradores que fueron ilegalmente detenidos, secuestrados en lugares clandestinos y sometidos a todo tipo de torturas.

El gobierno de facto estaba interesado en que no se conocieran sus aberrantes crímenes, y entregaba la empresa Papel Prensa a los dueños de los más prestigiosos diarios, Clarín y La Nación, para que ellos tuvieran el monopolio del papel de diario y ocultaran el drama que vivíamos obteniendo un jugoso resultado económico.

Ayer mismo, el Tribunal Federal de La Plata ha condenado a Jaime Smart, Miguel Etchecolatz y otros delincuentes genocidas por los delitos en relación con el Caso Graiver y Papel Prensa.

Resta que la justicia de esta Capital decida sobre los delitos económicos referidos al traspaso compulsivo de Papel Prensa.

Lo que ocurrió en el ámbito de la prensa se vivió también dentro del sistema financiero.

Y en este caso que nos ocupa, del amigo Saiegh y de su Banco Latinoamericano, se da otro ejemplo palpable de la voracidad económica de personajes encumbrados que no trepidaron en acudir a la violencia y a la tortura para cometer sus crímenes.

Un verdadero desconcepto de la función judicial que se conserva aún en sectores de la justicia argentina, que mantiene todavía sin condena -después de tantos años- a peligrosísimos civiles criminales.

Para que esto ocurra han existido algunos fiscales, jueces y tribunales superiores que prefirieron hacerse los distraídos, aún cuando muchas veces se le aportaron probanzas irrefutables.

El Caso Saiegh es un ejemplo de ello.

Su causa, iniciada en 1982, ha sido reabierta recientemente por tratarse de un delito de lesa humanidad que -como todos saben- son imprescriptibles.

Su tesón y su valentía hicieron que su causa no muera en el olvido, pero fue cajoneada durante años.

El va a exponer los delitos económicos combinados con atropellos de lesa humanidad que lo despojaron de su institución financiera en beneficio de la banda de los Chicago Boys regenteada por el Joe Martínez de Hoz.

Las pruebas están reunidas, falta que los jueces que conocen sobre ellas pongan la balanza en condiciones, ajusten la faja que cubre los ojos de la Justicia para interpretar realmente a la Justicia.

Eso esperamos.

EDUARDO SAIEGH - NO SE PUEDE ADULTERAR LA HISTORIA PORQUE SINO NUNCA HABRA VERDAD Y JUSTICIA ACERCA DE LOS CIVILES JEFES DE LA DICTADURA

 

Muchas gracias a todos por acompañarnos esta tarde, es una gran satisfacción ver caras amigas y nuevos amigos, porque esta historia de treinta años de venir batallando no es fácil de contarla en 20/30 minutos, pero haremos todo lo posible.

Ante todo mi agradecimiento a Horacio González y a Alberto González Arzac por acompañarme en esta presentación.

Con Alberto me une un lazo afectivo muy fuerte porque cuando asesinaron a nuestro hermano Rafael, y a los 30 días hicimos la ceremonia en el templo de la calle Libertad, en nombre de los abogados argentinos habló Alberto en conceptos muy conmovedores hacia él.

Pero bueno, aquí estamos para otro tema ya que el sentido de este encuentro es presentar este trabajo, la construcción de este nuevo portal digital, que nos ha llevado casi un año y lo quiero iniciar con un homenaje a Eduardo Luis Duhalde, ‘Duhalde el Bueno’ -como lo hemos llamado siempre-, y casualmente Horacio se tuvo que retirar -y nos ha prometido volver- para presentar este libro a la memoria de Eduardo Duhalde con sus escritos, excelentes escritos que merecen ser leídos. Es un libro que me entregó Horacio hace 48 horas y realmente vale la pena leerlo para conocer la extraordinaria persona que fue Eduardo Luis Duhalde, ese infatigable luchador por los Derechos Humanos, y a quien le rendimos nuestro sentido homenaje.

Anteriormente teníamos un blog para contar lo que dimos en llamar “El Caso saiegh”, pero llegó un momento que no alcanzaba porque la historia iba creciendo y tuvimos que transformarlo en un portal. Y este portal que les voy a presentar ahora tiene, también, el sentido de que quede incorporado a la Mediateca de la Biblioteca Nacional para que se siga actualizando permanentemente con el juicio a los civiles jefes de la dictadura.

Porque nuestro caso, que estamos llevando adelante en varios frentes judiciales, y el que ha mencionado González Arzac con la reapertura de la causa penal del año 1982, pone en marcha el juicio a los jefes civiles. Juicio a los civiles que ayer -19 de diciembre de 2012- tuvo, como acaba de decir Alberto, el primer caso del primer civil Jaime Smart, condenado a cadena perpetua.

Les quiero hacer notar que Smart fue el primer abogado de Alejandro Reynal, quien fuera mi verdugo en 1980 y fue su primer abogado en 1982 cuando yo le inicié, aún en plena dictadura, la querella penal a Martínez de Hoz, Harguindeguy y a Reynal.

A ellos los defendía Jimmy Smart. Y el día 10 de este mes, el diario La Nación sacó un editorial llamando a la justicia ‘Venganza’ en un caso como el del ‘Circuito Camps’ que fue investigado años y años y determinó los culpables y los condenó. Esto demuestra que La Nación entiende como venganza todo lo que sea hecho por justicia.

Para ellos la justicia no existe porque también, el 9 de enero de 2011, La Nación publicó un largo editorial que se llamó ‘Lesa humanidad económica’, como que la lesa humanidad no existía salvo, como lo dijo Rívolo, para los guerrilleros, porque ya empezaba en el año 2011 a abrirse el tema de Papel Prensa y entonces, a raíz de lo que esta comisión fue trabajando, empezaron a abrir el paraguas de la impunidad.

Ya veremos después cómo la Ley de Medios es usada por los medios monopólicos como una cortina de humo para tratar de tapar los delitos de Papel Prensa, pero no lo van a conseguir, porque este hombre (Eduardo L. Duhalde) que puso en marcha y condujo como un paladín la cuestión de Estado de los Derechos Humanos en la Argentina, y que dio la vida por ellos, dejó la cuestión penal bien asentada.

Como conclusión del homenaje quiero leer solamente una frase con la que Eduardo Luis Duhalde empieza su libro:

“Nosotros decimos siempre qué mal estaría que el Estado se vea satisfecho por lo que ha efectuado en materia de construcción de política de Derechos Humanos. El día que el Estado se de por satisfecho empieza por retroceder”.

Este es el sentido de la presentación de este evento: no retroceder sino avanzar, y por eso a este encuentro lo hemos llamado “Juicio a los Jefes Civiles de la Dictadura y La Verdad Histórica”.

En tal sentido, empezamos diciendo que no pueden pretender, por más poder económico que tengan, por más poder de medios hegemónicos, deformar la historia. Ya hemos vivido centenares de años con la historia deformada, y ahora están tratando de fabricar toda una cortina de impunidad para los civiles que, como jefes, lucraron con la sangrienta dictadura , porque son muchos más de los que aparecen a primera vista los que fueron los verdaderos colaboradores y cómplices de Martínez de Hoz y su banda.

Entonces, el sentido de este portal es presentar este Caso en toda su dimensión, e incorporarlo a la Mediateca de la Biblioteca y que se vaya actualizando para registrar lo que vaya sucediendo en el juicio a los civiles y que no hayan adulteraciones en la historia, para que se reflejen los hechos reales tal como se reflejó, en su momento, con los militares.

Hoy podemos ver el juicio a las Juntas con los cinco camaristas y es una tranquilidad de conciencia ver cómo se manifestaron por la verdad histórica frente a las presiones que había entonces.

Y este Caso que nosotros tenemos abierto judicialmente, con nuestra denuncia, tiene una particularidad a diferencia del otro caso por el que está preso Martínez de Hoz, que es el caso Gutheim, que se tramita con el Código viejo, es decir que todo se tramita entre papeles que van y vienen y nadie se entera, entonces tiene la prisión domiciliaria en el Kavannagh, recibe visitas, atiende gente, y desde ahí sigue manejando los piolines, porque parece que no, pero aunque no lo crean sigue manejando muy bien más que los piolines, porque esto que yo puse acá, en el portal de este sangriento titiritero que no dejó títere con cabeza, usando a las Fuerzas Armadas como fuerza de secuestro y represión, para arrasar con quien se le pusiera por delante, sigue presionando por mayor impunidad.

También tenemos casos como el de Ledesma, pero si vamos a ver la realidad de los hechos, tenemos que ver quién le dio zona liberada a Ledesma para hacer lo que hizo, quién inventó el tema de los desaparecidos: Martínez de Hoz, que instaló en las Fuerzas Armadas el concepto de los desaparecidos. Eso que él practicaba en su fábrica de Acindar, antes de llegar al gobierno.

Obligó a las Fuerzas Armadas a adoptar este procedimiento nazi, y esto lo dice Videla en el libro que se ha publicado. Dice: - me pedían 10.000 desaparecidos más.

¿Quién se los pedía? Martínez de Hoz, porque esa era la metodología que él queria, y yo, así como lo fue Graiver y muchos hermanos argentinos más que desaparecieron, yo también iba a ser un desaparecido mas.

Tuve la suerte de no serlo, el destino me ayudó y de alguna manera ese destino me obligó, moralmente, a encarar esta batalla y a sacar toda la verdad a la luz. 

Porque si los que sobrevivimos no podemos recordar la verdad histórica y no podemos ser más que testigos, denunciantes y acusadores de quienes han cometido esas tropelías en la Argentina, realmente, no merecemos habernos salvado, por lo menos si lo hemos hecho, es para devolverle al país algo de lo que nos ha dado.

Este portal que nos llevó un año construir y no quiero aparecer acá en posición exhibicionista sobre la sangrienta tragedia argentina, es mi manifestación pública de que busco Verdad y Justicia.

Hace 30 años que vengo dando batalla judicial y del otro lado tengo lo que es toda la banda del Joe Martínez de Hoz, y ahí atrás de él en el frontis aparece Alejandro Reynal, que era el tesorero del Proceso, el cajero del Proceso, digamos las cosas cómo son.

El frontis de la portada de este portal trata de mostrar el horror que se vivió en aquel momento, y le agradezco nuevamente a Carlos Alonso que me permitió usar las durísimas imágenes de su serie ‘Manos Anónimas’, para expresar con el diseño de la simbología del frontis del portal todo el horror de lo que se vivió en esa época, y el dolor de Carlos Alonso con el secuestro y la tortura de su hija, manifestado en estas imagenes de Manos Anónimas, es más que elocuente y expresivo. Hay que haberlo padecido y tener el coraje que tiene los artistas para transmitir estas cosas, y ahí pueden encontrar la nota de Carlos Alonso para su hija, a la quien le escribe con su sangre ‘No te vendas’ y que es también para la Justicia argentina diciéndole que no se venda. El doble mensaje de la venda de la Justicia y de ser vendida por jueces corruptos.

Además, resaltamos esta frase que nosotros hemos acuñado en nuestro blog hace ya varios años, y que hace poco repitió la Presidenta: “Nunca más, pero nunca menos que todo el peso de la ley para todos por igual”.

Les voy a explicar después lo que significó el negociado de Austral y la caja negra de Austral, y de allí el avión que aparece en la imagen, y qué es lo que significó para el país y va a ser una sorpresa para muchos, aun para muchos entendidos.

Vos a hacer una pasada muy rápida por el portal, porque ya está abierto a la comunidad y lo que voy a hacer es una especie de visita guiada rápida, y Uds. lo podrán ver luego con más detenimiento.

El portal tiene una portada con los aspectos principales del Caso, la fundación de mi Banco Latinoamericano, el por qué de su creación con elementos documentales que explican las razones de ser de la creación del mismo, sus objetivos y cómo habiéndose concretado los mismos, fuimos los chivos expiatorios del más grande desfalco al país de la dictadura como fue el negociado Austral y varias notas importantes vinculadas al tema.

En horizontal hay una serie de pestañas tituladas con absolutamente todo el material escrito gráfico y digital referido al caso, al igual que los documentos probatorios de las denuncias y los fallos judiciales que hemos logrado hasta la fecha. Y, en vertical, una serie de banners que podrán recorrer, donde encontrarán una serie de links a instituciones y temas referidos a cada aspecto del Caso.

En la portada del portal diseñamos esto que hemos llamado la Línea del Tiempo.

Como si fuera una especie de guía temporal están los principales hechos que ocurrieron desde mi nacimiento hasta mis obras como arquitecto, sobre las que podrán hacer un paneo, pero bueno… en esta cinta del tiempo van a encontrar un material o una guía para orientarse en lo que es la historia en el tiempo del Caso Saiegh.

Porque este caso tiene la característica de ser un caso testigo, y como tal está planteado, ya que llegó a acumular y a aportar todas las pruebas necesarias para que si hubiera existido un juez correcto, digno, que merezca el nombre de juez ya estarían presos. Pero desde el 2009 primero nos tocó el juez Rafecas, y la Cámara le sacó la causa a Rafecas por mal desempeño judicial en la misma, y luego nos tocó el juez Oyarbide, a quien estamos recusándolo actualmente, y en tal sentido seguiremos dando batalla por Justicia.

Y eso que ha pasado ayer con Jaime Smart significa que la Justicia se está poniendo los pantalones largos y está empezando a poner las cosas en su lugar.

Aquí hay un video en Youtube en el programa ‘6, 7, 8’ cuando me invitaron por mi recusación al fiscal Rívolo, donde explico con lujo de detalles como fue la siniestra maniobra para consumar mi liquidación y el enorme negociado de Austral.

Aquí tienen el libro “Justicia, Justicia, Justicia Perseguirás”, que tiene el prólogo del amigo Alberto González Arzac, y donde narro y podrán leer la historia completa de lo que me ha tocado vivir. Tiene una primera parte narrativa de esos 7 días de terror y muerte y sus prolegómenos y una segunda parte documental con el material que prueba y demuestra la verdad histórica de los hechos y la dimensión del delito que llegaron a cometer para lograr concretar ese enorme negociado de Austral a costa mia y del Estado Nacional, en base al Terrorismo de Estado

Todas esta denuncias hicieron que tuviera varios intentos de agresión y algo más, y por eso el juez Canicoba Corral, ordenó mi custodia.

Yo vivo con una custodia permanente, durante 3 años tuve la custodia de la Gendarmería, y luego cuando hice la denuncia de los comisarios de la Policía Federal, de la División Bancos, la jueza Servini de Cubría me cambió la custodia de la Gendarmería por la custodia de la Prefectura porque había una organización que funcionaba entre el Banco Central y la División Bancos de la Policía Federal para el secuestro de banqueros.

Otro tema importante al que me voy a referir es a los cables de WikiLeaks donde se puede ver como el gobierno norteamericano se involucró en mi caso a partir del Departamento de Estado, y como el propio secretario de Derechos Humanos de Estados Unidos, Greg Rickman, vino a la Argentina expresamente por mi caso, y se reunió con Eduardo Luis Duhalde en el año 2008.

Tuvieron una excelente reunión y el cable en el que Rickman informa al Departamento de Estado de esa reunión vale la pena leerlo por los elogios que le hace a Eduardo Luis Duhalde y la vocación que tenía Duhalde de colaborar en la solución de mi caso.

También aparecen la Fundación para la Integración Latinoamericana que la fundé en el año 1977, luego de fundar el Banco.

El Banco era un banco pluralista en lo político, de inversión en lo económico productivo. Yo tenía 37, 38 años en ese momento, volvía de Europa donde había visto lo que eran los bancos de inversión y de negocios y me di cuenta de que eran necesarios para el desarrollo de los proyectos en la Argentina.

Este banner en vertical lleva directamente a la página del estudio al que pueden entrar en otro momento los que tengan interés en seguir explorando las obras que hice, la mayoría de ellas de avanzada para su época.

Pero lo que sí quiero transmitir es que una gran parte de mi arquitectura estuvo dirigida hacia lo social, como lo que fue la primera gran fábrica de viviendas en la Argentina, en el año 1974, en Entre Ríos, que eran viviendas industrializadas de interés social, tema que siempre me preocupó, interesó y por eso desarrollé la arquitectura social en diversas manifestaciones de arquitectura social, aún en la realización organizativa de grupos sociales hay, caben y corresponden el concepto de arquitectura social.

Yo fundé el banco de inversión como un banco pluralista y de inversión, porque en ese momento había iniciado un desarrollo empresario con una cantidad de obras realizadas muy importantes a través de mi estudio de arquitectura, con mi empresa constructora, y la fábrica de viviendas, pero en los bancos no había financiamiento para la construcción. Entonces, con mi propia plata, ganada en buena ley, porque para poner un banco en ese momento había que depositar seis millones de dólares en el Banco Central y había que demostrar de dónde salían. Y así se hizo, y formé el Banco Latinoamericano, abierto para promover el desarrollo productivo, esencialmente.

Y esto mismo se vio en su constitución, ya que el directorio del banco estaba integrado por todas personas de bien. En el directorio estaban Bernardo Grinspun, vicepresidente del banco, que luego fue ministro de Economía de Alfonsín al llegar la democracia.

Por algo Alfonsín lo eligió a Bernardo Grinspun, primero por su capacidad y segundo porque sabía claramente que en el Banco Latinoamericano no hubo nunca nada raro.

Nunca en estos 33 años tuve una causa penal en mi contra.

Entonces, estaba Bernardo Grinspun que luego fue ministro de Economía. Había dos generales retirados, generales honestos y dignos, no de los generales sanguinarios, generales que estaban pensando con criterio productivo y que tenían experiencia empresaria.

Otro director del Banco era Sebastián Pérez Tornquist, que era el presidente de la Bolsa de Comercio. Creo que ahí pueden ver la carta que la Bolsa de Comercio me manda en el año 1976 cuando me entregan una medalla en la Bolsa de Comercio por la relación que pudimos instalar entre el Banco y la Bolsa. Y después me quisieran encajar cuando me estaban torturando, el tema de que el banco era montonero.

Banco montonero con el presidente de la Bolsa de Comercio, con dos generales de la Nación, el general Oscar Chescota y el general Jorge Shaw, con Bernardo Grinspun, fue otra excusa absurda para robarme el banco, y ya les diré y explicaré el por qué.

La cuestión que creamos el Banco de Inversión en 1975 y vino el golpe en 1976, ya estaba con el caballo en el medio del río y había que seguir porque la plata estaba depositada, no teníamos retroceso. Y empezamos a trabajar y en 4 años crecimos muy bien, con 7 sucursales, con corresponsales en todo el mundo y éramos el número 12 del sistema financiero.

Cuando inauguramos el Banco Latinoamericano pusimos este aviso en los diarios, que conservo por supuesto este ejemplar, “Porque creemos en el país y en la iniciativa de sus hombres” era muy cierto. Y todo lo que decíamos acá estábamos convencidos, y aún seguimos convencidos de que esto es lo que necesita el país: productividad y equidad con una buena distribución social.

El banco tenía su propio edificio, el edificio PROA que yo había hecho, totalmente industrializado, el primer edificio totalmente industrializado que se construyó en el país. Es este edificio, ahí hay una foto que lo muestra mientras se hacía el proceso de montaje. Y al mismo tiempo estábamos desarrollando una serie de obras y de emprendimientos, nunca pensando que el canibalismo y el salvajismo de la sangrienta dictadura iba a llegar a tanto.

En 1977 fundé la Fundación para la Integración Latinoamericana, y ya en aquel momento empezamos a tener nuestros problemas con Martínez de Hoz porque a agosto de 1978, en los primeros boletines de la Fundación ya transmitíamos nuestra discrepancia con él, además en aquellos años hablar de integración y de Latinoamérica ya era subversivo.

Había que tener coraje, entereza y ánimo para enfrentar desde un banco, que no era una cajita de crédito, porque un banco que publicaba quincenalmente este Boletín, no era una cosa más, y muestra la seriedad con que se hacían todas las cosas, aún en la confrontación con la dictadura.

Tuvieron que golpear mucho para destruirlo, y ahora vamos a ver por qué, ya que el banco estaba muy sólido y también fue definitorio el tema de Austral L.A. en relación al cierre del Banco.

En 1978 tuve una gran satisfacción que no puedo dejar de mencionarla: fue la repatriación de Astor Piazzolla, de esas satisfacciones que uno puede darse en esta vida solamente cuando puede tener un banco y considerando que el banco es un medio y no es un fin en sí mismo. El dinero no es un fin en sí mismo sino que es un medio para desarrollar el bienestar.

Esta repatriación de Astor Piazzolla, hasta eso me fue cuestionado.

Compré el Auditorio Kraft, en la calle Florida, lo remodelé todo ¿por qué Astor no volvía a la Argentina? Porque decía que no tenía dónde actuar.

Así fue que en 1977 le pregunte en París: - si yo te hago un lugar, ¿vos volvés?, y me dijo que sí.

Por eso, hace un rato estaban escuchando el concierto de Adiós Nonino de Piazzolla grabado en el Auditorio con su nuevo quinteto, remasterizado en Japón que lamentablemente hoy no nos queda mucho tiempo para verlo completo.

Hacia fines de 1979 comienzos del 80 yo vi venir la crisis en la Argentina. La Ley del Sistema Financiero se había modificado, se estaban produciendo ya una serie de reacomodamientos de los civiles para ir formando una especie de campo de concentración, pro lo cual en enero del 80 inicié mis negociaciones con el Credit Lionnays de Francia que era el banco número uno del mundo en ese momento y que estaba interesado en comprar el 60% de mi banco.

Iniciamos las negociaciones pero hubo que hacer un impasse porque en marzo del 80 viene la gran crisis financiera desatada por la caída de Sasetru, del BIR y de los bancos porque empezó el proceso de concentración

Ese proceso de concentración, que arranca con la caída del BIR, tiene un personaje carismático llamado Paco Capozzolo, que era el dueño del Banco Tornquist y que era el principal deudor del BIR. Para no tener que pagarle al BIR lo liquidaron, más allá de las cosas que haya hecho Trozzo, el objetivo claro y concreto fue ese, que luego lo aplicaron conmigo con un operativo de pinzas que es el que paso ahora a narrarles.

El operativo de pinzas en qué consistió: Yo tenía un comprador para mi banco, que eran los franceses, viene la crisis de marzo del 80, hubo que interrumpir las conversaciones hasta que el mercado se normalizara.

En el mes de julio, cuando el mercado se normaliza, retomamos las negociaciones con los franceses, y vienen para Buenos Aires con los preacuerdos ya cerrados para hacer la auditoría del Latinoamericano y obviamente van al Banco Central donde Reynal, terminantemente, les dice que el Latino no lo van a poder comprar. Y les dice que por qué no compran el Tornquist.

-¿Por qué, si nos interesa el Latino?

-No, tienen que comprar el Tornquist.

Esto que estoy diciendo está dicho en las actas judiciales por el representante de la negociación por los franceses, Charles de Royere, un caballero en toda la línea, hecho y derecho, porque fue al juzgado y dijo la verdad.

Lo que consiguió Capozzolo con ese operativo de pinzas fue que el 31 de octubre de 1980 con una denuncia “anonima” fabricada en el Banco Central le dan traslado a la Division Bancos de la Policía Federal con esa falsa denuncia, secuestrarme, secuestrarme y torturarme durante 7 días, tal como lo narro en mi libro, para sacarme una confesión de algún delito inexistente que les justificara la liquidación del Banco.

No hay que olvidarse la íntima amistad y negocios que tenía Capozzolo con Harguindeguy.

Mientras yo estaba en la tortura, ese domingo 4 de noviembre, Capozzolo los invitó a los franceses a su estancia, les hizo un asado, fue con dos valijas con dos millones de dólares y cerró el negocio con los que habían venido a comprar mi banco.

Esos ex funcionarios franceses fueron, por supuesto, echados por el gobierno francés y les hicieron juicio en Francia, pero él ya había conseguido su objetivo que fue sacarse su banco de encima y poder venderlo, porque si no vendía el Banco Tornquist todo el Grupo Capozzolo se caía, y con él arrastraba al sistema financiero.

En este cuadro de situación es que se va presentando el tema Austral, que era cliente del banco, ya que le habíamos prestado una suma bastante importante porque la empresa era muy rentable, al igual que Sol Jet, Lagos del Sur, etc. etc., que eran muy rentables, nosotros lo sabíamos, pero así y todo tenía deudas con el Estado, pero habíamos tomado garantías mas que suficientes, entre ellas las acciones de Makin SA, que era su controlante, caucionadas en el tesoro del banco.

Este operativo pinzas cómo se completa? Por un lado me sacan el comprador mientras yo estoy bajo la tortura. Una vez que pasó eso se suponía que yo debía recuperar mi libertad, pero no continue bajo la tortura, y el latiguillo era, “Turco, firmá algo, reconocé cualquier delito”…me di cuenta que yo ya era boleta. Se habían sacado la capucha, fueron 7 días de terror… está todo narrado en el libro, no quiero que me digan que doy golpes bajos contando detalles de las torturas… está todo en el libro.

La cuestión que el día lunes 4 se presenta la carta en el Banco Central donde el Tornquist informa que fue vendido al Credit Lionaysse.

A todo esto, en septiembre sale un decreto reservado, el 1922/80, que se tramita en 48 horas, que determina llevar a delante la estatización de Austral lo que, luego de las investigaciones que reuní acerca del tema a partir de 1982, aun en plena dictadura, cuando inicié la denuncia por extorsion contra M. de Hoz, Reynal, Harguindeguy, lo que di en llamar la caja negra de Austral, como la que tiene los aviones para los siniestros.

¿Qué era la caja negra de Austral? Por qué tamaña sanguinariedad, no sólo conmigo sino aún con los directores y gerentes, que era lo que había en juego?

Porque habían armado un negocio que fue el negociado más grande que se ha hecho en la historia de la Argentina. Por un lado le debían casi 300 millones de dólares al Estado a través del BANADE, y por otro lado, habían cobrado durante 10 años las utilidades de los negocios de Austral, Lagos del Sul, Sol Jet, etc., etc., pero en vez de ingresarlos a la compañía o cancelar deudas, se quedaron ellos con esos 300 millones, mientras endeudaban a la empresa aérea con el Estado a través del BANADE.

Quiere decir que se mandaron un negociado de 600 millones de dólares. Tal es así que el decreto reservado tiene fecha del día 10 de septiembre y se publicó en el Boletín Oficial recién el día 22 para darle tiempo a los accionistas de Austral para entregar unas cartas en las que aclaraban y reconocían que el único acreedor privado de la compañía era el Banco Latinoamericano y que las acciones estaban caucionadas en el tesoro del Latino.

¿Qué pasaba? Para poder materializar la estatización de Austral necesitaban las acciones, y las acciones estaban en el tesoro del banco, y sólo serían devueltas si cancelaban la deuda. Pero como estaba apretado en esta situación, en el operativo pinzas, ya que por un lado fue lo de Capozzolo para robarme el comprador y por el otro lado lo de Austral para robarme el banco y poder robarse las acciones controlantes de Austral.

Entonces, me llegó el turno a mí, y me decían: - “Turco, liquidate, que te va a salir más barato”, que es la que reproduzco en la faja de mi libro, que fue una cantinela durante horas y horas, como la gota que horada la roca, y una pistola que me dieron al alcance de mi mano con tres parapoliciales enfrente mío, obvio cada uno de ellos con su pistola apuntándome. Los detalles están narrados en el libro.

Yo ya sabía que era boleta, se habían sacado la capucha… y bueno, no sé de dónde me salió y después de varias horas, les dije: - “¿Hay liquidación, y es barato? El Turco negocia”, se sorprendieron y me dijeron: - “Entonces podes?”

–“Sí, pero con el jefe”, les dije. 

No voy a hacer muy larga la exposición, en el portal está todo contado cómo fue el proceso y los hechos, cómo tuve que negociar mi vida en un pacto mafioso para salvar no sólo la mía sino la de mi familia primordialmente.

Pero no acabó ahí la historia porque a pesar de conseguir salvar mi vida, porque Reynal había dado orden de liquidarme como habían hecho con Graiver, porque la operación del Banco Latinoamericano es calcada a la de Papel Prensa, con la diferencia que primero lo mataron a Graiver, después sus familiares entregaron las acciones y después los metieron presos. A mí me lo hicieron al revés, primero me metieron preso y torturaron y después me robaron el banco y las acciones de Austral.

Pero el negociado de Austral es de un monto que supera al de la Italo, nunca hubo un negociado de 600 millones de dólares en la Argentina. Todo está detallado en el libro y en el portal hay una serie de notas y documentos sobre lo que denuncio y también una reseña de vida y de mi actuación profesional.

En esta pestaña del portal van a encontrar lo que fue la creación del Banco, además con un aviso histórico y visionario, y las declaraciones judiciales del representante del Credit Lionnays, Charles Henry De Royere, quien afirmó que Reynal desalentó la compra del banco desviándolos a otro banco, el propio representante, el que era honesto. Los dos que vinieron de allá no lo eran.

El chiste de Ambito Financiero de diciembre del 80 preanunciando la liquidación del Banco Latinoamericano 30 días antes, es todo un simbolismo en si mismo de lo que fue la impunidad en esa epoca.

En la misma hoja de la contratapa de Ambito estaba el chiste que decía: - ‘vengo a pedir mi autoliquidación voluntaria’, no sé si ahí se alcanza a ver algo. Dos “tiras” sostiene a alguien bastante narigón, que lo tienen machucado a golpes y que le dice al presidente del Banco Central – “Vengo a pedir mi autoliquidación voluntaria”.

Pero lo increíble es que mientras se publicaba el chiste estaba en la misma pagina el aviso del Banco, que estaba vivo, estaba funcionando y ya estaban preanunciando la liquidación porque ya estaba el decreto firmado, no tenía retorno. Eso lo sabría después

Tanto fue así el apriete para no dejarnos vender el banco, que teníamos tres compradores para el Banco en aquel momento. Cuando se enteraron que el Banco Latinoamericano se vendía porque había que venderlo, tres compradores se interesaron en firme, y uno de ellos, Price Whaterhouse Internacional, hace la auditoria con autorización del BCRA y manda las ofertas, siendo los propios veedores del Banco Central los que llevan el 28 de diciembre del 80 las ofertas de compra al Banco Central y allí le dicen: - “No, llevátelas, ya está decidida la liquidación”.

El Banco Latinoamericano no se podía vender porque tenía en su tesoro las acciones de Austral.

Compra quien comprara no tenía salida. Fui el chivo expiatorio y la víctima propiciatoria para uno de los negociados criminales mas grandes de la historia argentina, y que todavía no ha salido a la luz en toda su dimensión, en lo que he dado en llamar “la Caja Negra de Austral”.

Bueno, el 14 de enero de 1981 teniendo con los 3 diferentes compradores con ofertas de compra reales de concreción, Alejandro Reynal llamó a Bernardo Grinspun y al general Shaw al Banco Central y les dijo: - “O piden la autoliquidación voluntaria ya o prepárense los 12 directores porque entramos con la policía, tiramos las puertas abajo, y van a ir adentro y lo que le pasó a Saiegh es un poroto al lado de lo que les va a pasar a ustedes”.

Me vinieron a ver, me comentaron lo que pasaba, y bueno… ya ahí no era mi vida solamente. Porque cuando estuve secuestrado les dije que liquiden a uno solo, no a los 12, pero ahí fue ya el golpe de furca cuando dijeron: los directores. No, está bien, el banco va y viene, las bienes van y vienen, pero la vida de los directores no.

Y ante el riesgo la vida de todos ellos, ya que después de lo que yo había vivido, me di cuenta que eran capaces de cualquier barbaridad no me quedo otra alternativa que firmar la autoliquidación “voluntaria” de mi propio Banco.

Fue realmente un apriete siniestro y mafioso, al mejor estilo nazi, fue más que una simple extorsión, por eso en el año 82 inicie las acciones penales a que hice referencia y que es la que ahora, después de 40 años! se ha reabierto por la Cámara Federal como causa penal por haber sido liquidado criminalmente y la imprescriptibilidad de los mismos.

Lo liquidaron un viernes 16 de enero de 1981, y el día lunes inmediatamente apenas tomaron posesión del banco lo primero que hicieron fue robarse del tesoro las acciones de Austral y llevarlas al BANADE, y tenemos los elementos probatorios de todo esto.

A partir del año 82 inicio la primera querella penal a Reynal, Martínez de Hoz, Harguindeguy.

Ahí fue donde Jaime Smart hacía de abogado de Alejandro Reynal, por eso puedo decir cuan sanguinario es.

Esa querella se fue prolongando en el tiempo, pero finalmente, en el año 91, el juez Irurzun le decreta la prisión preventiva a Reynal,

Esta es la orden firmada del juez Irurzun pidiendo la detención de Reynal dirigida al señor jefe de la Policía Federal, “a fin de que proceda a la detención de Alejandro Reynal, argentino, etc. etc.”

La consiguió zafar durante 10 ó 15 días hasta que consiguió la eximición de prisión. Esta fue la primera prisión preventiva que le decretaron a Reynal.

La causa siguió, y en el año 99 el juez Gabriel Cavallo le vuelve a dictar la prisión preventiva, pero ya en el caso de partícipe principal y apelando a la teoría de los Derechos Humanos, el garantista juez Gabriel Cavallo lo eximió a Reynal, a este criminal, de prisión.

La Cámara dejó la cosa en suspenso hasta que prescriba.

Ahora, como ha dicho González Arzac, esa causa la Cámara la ha reabierto, una causa del año 82 que estaba cerrada por prescripción, la Cámara ha ordenado su reapertura y su unificación con la causa 1875, que es la causa de terrorismo de Estado, y esta es la causa que va a permitir, al igual que la de Papel Prensa, sentar en el banquillo de los acusados a esta banda de facinerosos y que sean juzgados en un juicio oral y público.

Como fueron juzgados los militares en forma oral y pública, y nuestra aspiración es que todo ese juicio pueda ser incorporado a este portal, ya que este portal va a quedar en la Mediateca de la Biblioteca con esa actualizaciones, para que sea un documento histórico que perdure en el tiempo y para que la verdad histórica no vuelva a a ser falseada.

Porque las necesidades mas graves que tienen Clarín y La Nación es la de tapar el delito, porque ellos no van a ir presos por la Ley de Medios que es una ley democrática, pero sí por estos delitos criminales de lesa humanidad y por tanto imprescriptibles, tanto el de Papel Prensa como el mio .

Y esto es lo que les preocupa, porque la Ley de Medios, que es una ley democrática, la quieren utilizar como gran cortina de humo para mantener el negociado de Papel Prensa y no ir presos.

Quiero dejar un poco de tiempo para las preguntas, pero no quiero dejar de comentarles que también hubo un fallo muy importante del juez Garzón en el año 1999 a favor mío, un extraordinario fallo del juez español que también está en el portal.

Ya había habido en 1990 un importantísimo y fundado dictamen de la Procuración del Tesoro, y otro en el 2005, todos los dictámenes dándome la razón jurídica del despojo del que fui víctima.

Y algo muy importante, vuelvo a lo de WikiLeaks, porque fue en el año 2007 cuando el gobierno de Estados Unidos se involucró a pedido de la DAIA en mi caso.

Por qué lo hizo, porque la DAIA le mandó una carta al rabino Morton Rosenthal de Estados Unidos, a quien la FIL había invitado a la Argentina en 1993 para un Seminario sobre economía Democratica realizado junto con la Embajada de USA, que pueden ver en la página de la FIL.

Morton Rosenthal se conectó con Elliot Abrhams, que era el subsecretario de Estado, le explicó las cuestión de que se trataba, y una de las pocas veces en la historia de Estados Unidos, el Gobierno de USA se ocupó de un ciudadano no norteamericano por un tema de Derechos Humanos fuera de Estados Unidos. Y viajó a la Argentina Greg Rickman, el secretario de Derechos Humanos y Antisemitismo de los Estados Unidos con ni caso debajo del brazo, con el objetivo de reunirse con Eduardo Luis Duhalde y varios funcionarios más del gobierno argentino.

Estos cables de WikiLeaks que están en el portal dan cuenta de esas reuniones. Hay siete cables de la embajada, uno de ellos es el de Rickman y hay otros seis cables donde el embajador explica la reunión que tuvo con Kirchner, con los ministros de Economía, con el Procurador, todas las reuniones, cómo Néstor Kirchner quiso arreglar, solucionar el tema, pero dijeron: - ¿y el precedente, y los que vengan después? Van a venir otros a reclamar.

Lo concreto es que Eduardo Duhalde instó a Rickman y a mí en aquel momento y dijo: - Que Eduardo empiece las acciones penales que nosotros lo vamos a acompañar.

El informe que eleva Rickman al Departamento de Estado de la persona de Eduardo Duhalde, realmente, merece ser leído para conocer quién fue Duhalde y cómo, un funcionario americano que sabe que está sentado con otro funcionario argentino, pero que ideológicamente pueden tener diferencias, pero el respeto el respeto mutuo que existió, la cordialidad, la satisfacción, fue digno de mencionar.

Es más, en todas las reuniones de la embajada de Estados Unidos, el 4 de julio, siempre nos encontrábamos con Eduardo Duhalde en la embajada porque no tenía prejuicios de ese tipo, porque era un hombre de mentalidad abierta, pero luchador firme en sus ideas.

El Gobierno de USA, cuando en el 2009 yo inicie la causa de lesa humanidad y antisemitismo, dio un paso al costado formalmente, para no imniscuirse en los asuntos de otro país estando actuando la Justicia, pero han seguido y siguen muy de cerca todos los pasos del Caso, siendo informados de los mismos y manteniéndose el contacto con ellos.

En tal sentido, fue la palabra que cumplió Duhalde, porque en el el año 2011, la Secretaria de Derechos Humanos en nombre del Estado Nacional, se presentaron como co-querellantes en las causas penales por lesa humanidad que yo había iniciado en el 2009 y desde entonces nos vienen acompañando en todas ellas

En este momento con las causas judiciales avanzando, hay medidas que pueden surgir en cualquier momento después de la feria. El caso es idéntico al de Papel Prensa, como les decía antes, nunca tuve una causa penal en mi contra, y tampoco el banco tiene quiebra decretada después de 30 años. Es un caso inédito en los anales jurídicos argentinos.

No le pudieron decretar la quiebra al banco, hace 32 años que el Banco Central viene machacando y no lo han conseguido porque ningún juez se animó a hacerlo por la evidencia y las pruebas penales acumuladas y de las que son plenamente conscientes, pero el Banco Central igual insiste porque es la fuerza de los hechos delictivos cometidos frente a la razón de los hechos jurídicos, y el principio de ellos, es como fue el de los militares en su momento, “los muertos bien muertos están”, pero no es este caso ya que “los muertos que ellos matan, como en este caso, gozan de buena salud”

Para cerrar el acto, el evento, tal vez lo más importante para mí, y que lo voy a leer porque no quiero improvisar en esto, porque no es improvisación tampoco la decisión que he tomado.

Hoy leyendo el diario La Nación, porque sigo leyendo La Nación a pesar de todo, y varios diarios más, leí lo de Balmaceda, el científico argentino que donó 200.000 dólares para el INVAP que lo ayudó a formarse. Y eso son modelos que se tienen que repetir, y en este sentido es lo que voy a leer, que se llama: “Una historia de vida, dos legados”. 

Si un legado es aquello que se deja o transmite, yo tengo dos legados para dejar en esta vida, uno es mi historia, que es parte testimonial de la historia trágica de la Argentina, como caso testigo de los aspectos atroces de los crímenes de los jefes civiles de la sangrienta dictadura que usando y abusando de los militares pudieron arrasar con millares de vidas, culturas, economías y personas sin importar quién, para cumplir sus siniestros objetivos ya que, como en mi caso, hubo muchísimos más de los que se han denunciado.

Tal vez no de esta magnitud, que es comparable con el Caso Italo por el monto o el de Papel Prensa en la metodología del crimen, al mejor estilo nazi, y eso lo reitero, al menor estilo nazi, y luego se repite en mi caso, como chivo expiatorio de la ilegal estatización de Austral con el crimen de lo que he dado en llamar su caja negra de esos 300 millones de dólares más los otros 300, y el decreto sacado en 48 horas para justificar el latrocinio.

Esa era la caja negra de Austral como detalla documentadamente este sitio Este sitio, este portal ha detallado lo que ha sido ese gran y el mayor negociado de la Argentina cometido en las épocas de dictadura.

Para contar la historia, todo lo que padecí y luego todo lo que luché verdad y justicia, y para seguir haciéndolo, decidí construir este portal que va a perdurar en el espacio más allá de mis días.

Quedará depositado en la Mediateca de esta histórica Biblioteca Nacional para ser actualizado permanentemente a lo largo del juicio oral y público a estos asesinos de guantes blancos manchados de sangre hasta los codos.

Estoy confiado en dejar aquí una verdad histórica que sirva para aprender del pasado, para conocer la cara oculta del odio y la intolerancia, y los nombres de algunos traidores a la patria, que nos han hecho un daño gravísimo como sociedad, como autores intelectuales y materiales del quiebre económico e institucional que le causaron al país y a su gente, y por el cual aún luchamos para crear un proyecto de nación libre, justa y soberana.

El otro legado aspira a mucho más, ya que su objetivo es contribuir con el país y su desarrollo con justicia social equitativa que estimule la creatividad con proyectos creativos a partir del criterio socio económico de la incubadora de proyectos para que nuevos emprendedores tengan la posibilidad desplegar su capacidad productiva en nuestro país.

Además de dichos proyectos que vayan a surgir hay varios más que están iniciados hace años por la Fundación, su página los muestra como el ‘Indice de Bienestar Humano’, la ‘Propiedad Participada’, ‘Participar para producir y producir para el bienestar’ y varios más que se vieron postergados por la historia que me tocó vivir, pero mi mayor satisfacción será poder dejar las bases y dejar autofinanciados a futuro los proyectos que en el pasado me impidieron desarrollar.

Dado que el Estado Nacional a través de la Secretaría de Derechos Humanos me está acompañando solidariamente como co-querellante en todas las acciones penales que estamos llevando a cabo contra los criminales jefes civiles de la dictadura, como prueba de mi reconocimiento decidí legar al Estado argentino el 70% de la reparación patrimonial que me corresponda, la parte de los abogados le corresponde a los abogados y eso no se puede tocar.

Ese importe estará a nombre de la Fundación para la Integración Latinoamericana, que ya desde 1977 hablaba de la integración latinoamericana cuando hablar de ello era subversivo.

También se lo he comunicado al Banco Central por carta documento, y dejado constancia de este legado de los juicios penales con el objetivo de aplicarlo al desarrollo de proyectos y micro emprendimientos de inversión productiva que favorezcan el progreso socioeconómico de la sociedad y que la FIL pueda llevar a cabo lo que hace más de 30 años le impidieron salvajemente al Banco Latinoamericano de Inversión hacer, que había logrado un desarrollo muy exitoso y por algo tenía tres compradores, y eso es importante porque el Latinoamericano no fue un fracaso, muy por el contrario.

Encontré en la no resignación a la injusticia y en la lucha llevada a cabo hasta ahora una manera de trascender al tiempo de la tragedia; en este portal, una manera de contar mi historia; y en este legado económico, la manera de encarar la continuidad de los proyectos de arquitectura social vinculados al progreso fraterno, solidario y colectivo de los argentinos y de mi país.

Esto es una revancha que me da la vida por lo tanto que he peleado

Dice el tango sabiamente: “es más fácil renegar que vivir sin olvidar”.

La memoria en la mejor respuesta a la resistencia contra el paso del tiempo y el olvido, pero lo más importante es la verdad histórica de los hechos y sus reales responsables, y llegar a eso es necesariamente un buen punto de partida para poder desarrollar un futuro mejor para nuestro país.

En eso trabajaré hasta el último día, y este es mi legado.

 

 

 






Videos en Youtube

Eduardo Saiegh
“No se puede adulterar la historia porque sino nunca habra verdad y justicia acerca de los civiles jefes de la dictadura”


Gonzalez Arzac.

“El Caso Saiegh demuestra la voracidad economica de personajes encumbrados que no dudaron en acudir a la violencia”


Horacio Gonzalez.

“Estudiar el Caso Saiegh nos ayuda a pensar perspectivas sobre la historia nacional argentina”

Facebook